Y VOS NO PODÉS MORIRTE, FLACO – Carlos Molina

Lo conocí al flaco Alfredo
hace más de treinta años,
en el Ateneo del Cerro,
que era un centro libertario,
con los hermanos Mechoso,
con los Gatti y otros tantos
y la sombra de Florencio,
bronce de color anárquico.

Ya leía cuando entonces
los textos de Basso Maglio,
opinante e incisivo,
verbo libre, antidogmático.
Si bifurcamos caminos
tampoco nos separamos,
vamos juntos la esperanza,
la huella del pueblo andando.

Ah, la muerte de ojos huecos
afilaba sus zarpazos,
pero no podrá llegar
pues seguirás rebrotando
junto a la América hambrienta,
con nuestros indios descalzos
y con tambores frenéticos
de negros discriminados.

Por innumerables niños,
legiones, siempre avanzando
como esfinges de ultratumba
que llegan a interrogarnos.
Son los blancos, son los negros
y es el bronce milenario,
y un aluvión de tormenta
de mulatos y de zambos.

Y volvés con todos ellos,
porque todos nos juntamos,
pan universal del pobre
que fermenta desde abajo.
Con Artigas, con Sandino
y el Che la aurora apurando
y un horizonte sangriento
en la cabeza del Chacho.

Con San Martín, con Bolívar
y el gran Moreno de Mayo
como faro, como brújula,
como tromba del oceano.
Y es la montaña, es la selva
con su sinfonía de pájaros
y es el Paraguay que crispa
los puños del Pilcomayo.

Vuelve Solano López
herido, soberbio, trágico,
contra la Triple Alianza
que es irredimible escarnio.
Y es la estirpe escarnecida
de los indios, de los gauchos,
de los patriotas sin patria,
sin tierra, sin pan, sin rancho.

Por eso estaremos juntos
y no podrán separarnos.
Juntos, borrando los dioses
y suprimiendo los amos,
contra la ignominia rubia
que siempre quiso humillarnos.
Proxenetas de los pueblos,
los yanquis y los británicos.

Y es hoy, justamente hoy,
que más podés ayudarnos
a sentar en el banquillo
los asesinos fanáticos,
los crueles torturadores,
los violadores, los sádicos,
los que robaron los niños
que aún los andamos buscando.

Y vos no podés morirte,
no podés morirte, flaco.
Aquí hay mucho por hacer,
y recién está empezando.

 

Aquesta entrada ha esta publicada en ALFREDO ZITARROSA. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Y VOS NO PODÉS MORIRTE, FLACO – Carlos Molina

  1. jordibasol ha dit:

    Este bello y vibrante poema está basado en una única versión incompleta encontrada en la web, y se pudo terminar gracias a la gentil gauchada de Osvaldo Butorovich.

    Recebe um grande abraço de quebracostelas, amigão.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s