HOMBRADA – Serafín J. García

¡Mándensén mudar tuitos a la puta!
¡No quiero sabandijas en mi rancho!
¡P’aguantarle los secos a la pena
no precisa de culeros el qu’es macho!

¡Vamos! ¡Juera de aquí, manga de trompetas!
¡No esperen que los saque a rebencasos!
¡A mentir a otro lao! ¡A mi esas lástimas
sólo consiguen enyenarme de asco!

¡Si mi hija jué pa ustedes una pluma!
¡Si ustedes jueron los que la mataron
a juersa de picotiar en su conduta
como en la oveja cáida los caranchos!

¡Dispués qu’eya, la pobre, tuvo el hijo,
como a perra sarnosa la cuerpiaron;
jué una brosa nomás, una largada;
sólo sirvió pa risa y pa estropajo!

¡Ninguno se acordó qu’eya era güena
_un alma de Dios que a náides hiso daño_,
y aguantó la infelis, como una marca,
el disprecio safao de tuito el pago!

¡Su nombre recorrió las pulperías
manosiao y babiao por los borrachos;
jué la farra de las chinas en los bailes
y en las ruedas de mate de los ranchos!

Y ahúra que ya murió la pobrecita,
cansada de vivir hecha un pingajo,
¿tienen coraje pa venir tuavía
a lechuciar ande la estoy velando?

¡Mándensén mudar tuitos! ¡Machos y hembras!
¡Aquí ya no hacen falta los caranchos!
¡A campiar a otro lao carnisas frescas
ande se puedan empachar pulpiando!

¡Juera de aquí, sotretas! ¿No me han óido?
¿T’ an esperando que los curta’laso?
¡Aquí ya’stá de más la chamichunga!
¡Ya no hay a quién sangrar en este rancho!

¡Juera de aquí! ¡ Si pa velar su cuerpo
y darle sepoltura yo me basto!
¡Si no precisa agayas emprestadas
p’apechugar las penas el qu’es macho!

Aquesta entrada ha esta publicada en SERAFIN J. GARCÍA. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a HOMBRADA – Serafín J. García

  1. Jordi ha dit:

    Comentario de Gisleno Aguirre en el \’ex libris\’ del libro TACURUSES de Serafín J. García sobre este poema:\’Siempre había pensado que el dialecto corso era el único instrumento capaz de emitir el aullido del alma en el vórtice de ladesesperación, de la ira, del ansia de \’bindetta\’, tan fielmente reproducido en los \’voceri\’ del país de los funerales sangrientos.Pero, ¿qué falta a la expresión de ese dolor blasfemo de \’Hombrada\’ para igualarse en intensidad dramática al grito de la \’voceratrice\’?_\’Per fá la to bindetta_ Sta siguro, basta anch\’io\’_, exclama la hermana de un joven corso asesinado._\’Juera de aquí! ¡Si pa velar su cuerpo y darle sepoltura yo me basto_ ruge el padre criollo ante el cuerpo yacente de su hija,de cuya muerte cree culpables a los que ya antes ha echado furiosamente de su lado.En esta misma composición encontramos un ejemplo de la expresión nativa de ese dolor en estado de ternura _\’Ninguno se acordó qu\’eya era güena, un alma de Dios , que a náides hiso daño_

  2. Jordi ha dit:

    Víctor Pérez Petit dijo: \’Yo no conozco en toda la literatura gauchesca _y acaso tampoco en la otra_ nada tan grande, tan varonil y hermoso. Esa es la esencia misma del dolor transformado en palabras. Esa es la indignación santa de un corazón entero convertida en correas de látigo vengador\’.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s