PAMPEANAS

HOSPITALIDAD


hospitalario.
Cuando el forastero harto de camino ponga en tu población su mirada como un
cuerpo sobre los pellones del recado tendido en el campo, espéralo más allá del
umbral de tu casa chata y fresca y ofrécele tu mano como un pregusto de abrigo.

Porque eres señor de tu casa, trátalo cual si fuera amo.
No preguntes quién es.
Tal vez en sus brazos pese un mal hecho, más difícil de llevar por la vida que
las arrastradas nazarenas por la barrida tierra de tu patio en que van hincando
su corona de espinas.
Tal vez un orgullo demasiado grande ensanche su frente bajo el chambergo cuya
ala pretenciosa viene despreciando el aire que crea a su paso.
Siéntalo junto al fogón, corazón de fuego de tu morada tranquila, y dale un
banco fuerte en que asentar su fatiga.
Arrima unas brasas a sus pies para que sequen el barro de sus botas y el calor
suba hasta sus labios en confianzas de confidencia.
Déjalo hablar y asiente con tu cortesía sus palabras.
Y cuando el sueño nuble de vacío sus ojos, entonces dale tu lecho y vigila su reposo
tendido sobre tus pellones.
Cuando se vaya llevará consigo el regalo de tu hermandad que mejora al hombre.

Ricardo Güiraldes


Pampa, Madre, Horizonte,
Soledad.
Llanura franca al sol que sólo sabe de
tu curva…Cuna, sepulcro y sustento. Creadora del gaucho afirmativo, del
caballo amigo de la distancia, del puma escondido y del chajá ascendente.
Pretexto de vagabundas ansias de partir sin meta… ¡Tú que das resignación al
pequeño, empampado de infinito!

Ricardo
Güiraldes
.

 

 Hay una hora de la tarde en que la
llanura está  para decir algo; nunca lo
dice o tal vez lo dice infinitamente y no lo entendemos, o lo entendemos pero
es intraducible, como una música.

J.L. Borges

 

La pampa con su mutismo imponente y
su monotonía tan característicos, predisponian poco a la locuacidad. “El campo
es tan lindo, _me decía cierta vez un gaucho,_ que no dan ganas de hablar”.

Leopoldo Lugones

 

Pareciera que se agacha la huella del
horizonte, y uno se pierde en el monte hasta hallar una lomada. La tierra
parece nada y en ella se afirma el hombre.

Anónimo

Aquesta entrada ha esta publicada en DE GAUCHOS, INDIOS Y PUEBLEROS. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s