UN PERRO MUERTO, NOMÁS – Víctor Abel Giménez



Lo vi tirao de pasada en  un costao de la huella.
Un perro muerto, nomás, que al final poco interesa.
Seguro toreó a un auto y cayó bajo una rueda
o tal vez de puro sonso ni vio el peligro siquiera
y por ser manso y confiao encaró sin darse cuenta,
que también pueden los perros ser distraídos unas güeltas
y andar como los cristianos cabresteando algunas penas.

Y porque yo en esa tarde iba de cabeza fresca
seguí pensando en su muerte en un costao de la huella,
y lo empecé a acomodar adentro de mis ideas.
Lo hice mío o de otra gente, pa´l caso, sea como sea,
pero se me hizo que el pobre tenía dueño y de alguien era.
Lo imaginé seguidor de un caballo campo ajuera
ayudando a su patrón a lidiar con las ovejas,
o convertido en guardián de alguna casa campera
y me pareció escucharlo ladrando a una comadreja,
o esperando a algún ratón junto a una pila de leña
que los perros, compañero, más de un servicio nos prestan.

Por ahí me dio por pensar, siguiendo con mi sonsera,
que pudo ser de un gurí que lo acompañó a la escuela
y mientras él estudiaba salió a campear una presa,
y sólo encontró la muerte en un costao de la huella.
Y ahí sí, ahí la idea se me puso más triste que la otra idea,
porque un perro pa´ un muchacho es por el campo, aunque no crea,
amigo, hermano y juguete pa´ pasar horas enteras.

Se llamaría Guardián, Barbucho, Pinta, Sorpresa,
Bravo, Gaucho, Capitán, el nombre que le pusieran
si ahúra, total, está muerto y eso tampoco interesa.
Solamente hay que pensar que en algún rancho lo esperan
y no faltará quien diga que se jué tras de una perra,
pensando que el muy ladino ni extrañará la querencia.

Ya nunca saldrá por el campo bajo el estribo del que muenta,
ni seguirá a un muchachito que hoy lo entristece su ausencia
ni cuidará de las casas en un costao de la puerta.
Por eso, pa´ que pensar si esto nada rimedéa
y estas cosas al final se olvidan como cualquiera.
Lo vi tirao de pasada en  un costao de la huella.
Un perro muerto, nomás, que al final poco interesa.

 

About these ads
Aquesta entrada ha esta publicada en VÍCTOR ABEL GIMÉNEZ. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a UN PERRO MUERTO, NOMÁS – Víctor Abel Giménez

  1. Marcelo Kolman diu:

    Jaaa el perro de la foto murio de un disparo de arma de fuego en 2007 http://fr.wikipedia.org/wiki/Fichier:Recently_shot_Greenland_dog_upernavik_2007-07-02_edited.jpg

    • jordibasol diu:

      Amigo Marcelo: Muchas gracias por su información. Cuando uno acude a Internet en busca de una fotografía determinada, ignora las circunstancias que concurrieron. Victor Abel en su poesia ya hacia conjeturas sobre el caso. Particularmente lamento el fin del animal.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s